El diálogo en los entornos virtuales de enseñanza y aprendizaje

El nuevo escenario de la educación interactiva en los entornos virtuales permite que podamos dialogar para construir conocimientos que son compartidos. Este diálogo ocurre en tiempo real, al que se le denomina sincrónico, o en tiempo diferido conocido como asincrónico. También puede darse una dinámica vertical entre el docente y el aprendiz, horizontal entre aprendices, y multidireccional entre los aprendices y el docente; todo gracias a la existencia de las herramientas colaborativas que brindan el internet y la Web 2.0.

Una de las ventajas de la educación interactiva es que el estudiante tiene un mayor grado de autonomía, espacios de flexibilidad y dependerá de él la administración de su tiempo; ajustando su proceso formativo a su ritmo de aprendizaje. Además, debemos tener presente que esta modalidad de estudio se posiciona en la preferencia de las nuevas generaciones, y requiere de autocompromiso y un genuino interés por parte de los educandos para lograr aprendizajes significativos. En este ambiente, la participación grupal es un potenciador del aprendizaje que ocurre entre todos y, a la vez, en un flujo comunicacional bidireccional.

Lorenzo García-Aretio (2012 y 2014), como parte de sus investigaciones en torno a la evolución de la educación a distancia, ha sabido identificar los elementos que intervienen en los procesos de enseñanza-aprendizaje de la Web 2.0 y los ha catalogado en cuatro aspectos: la institución, los estudiantes, los materiales y, en el centro de todo este andamiaje, el diálogo didáctico mediado.

[…] En definitiva, este diálogo didáctico mediado pretende producir un aprendizaje, pero no en solitario sino guiado por el docente y, según los casos, compartido con los pares, gracias a las tecnologías interactivas. Esta forma de aprender con los otros está enfatizando las ventajas del grupo como elemento potenciador de aprendizajes de calidad. El aprendizaje colaborativo exige un alto nivel de interacción entre profesores y estudiantes y de estos entre sí. (García-Aretio, 2012, p. 4)

En los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje, la institución está representada por un equipo multidisciplinario que asume el rol docente; los estudiantes intervienen activamente en su proceso de aprendizaje y los materiales, que en la actualidad están representados por el hipertexto, abarcan una variada gama de posibilidades que se encuentran al alcance de los estudiantes y docentes.

Por último, encontramos la comunicación en la que, a través del diálogo mediado y las herramientas existentes en la Web 2.0, el docente actúa como un guía y realiza el tutelaje del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Para propiciar un diálogo que favorezca el proceso de enseñanza-aprendizaje en un entorno virtual de aprendizaje, debemos tomar en cuenta lo siguiente:

  • Promover una relación de empatía desde el inicio con los participantes.
  • Acompañar a los participantes durante el desarrollo del proceso y atender sus inquietudes.
  • Escoger las herramientas y material didáctico basado en el perfil de los participantes.
  • Propiciar un entorno donde se construya y se genere un trabajo colaborativo, en el que los participantes aporten a la construcción del conocimiento.
  • Hacer uso de herramientas visuales, auditivas e hipertextuales, al considerar las inteligencias múltiples de los participantes.

En un entorno virtual de aprendizaje actuamos como guías u orientadores, que permite que los aprendices logren obtener un aprendizaje significativo; al mismo tiempo, tenemos un rol de consultores, pues brindamos pautas técnicas al aclarar dudas y reforzar con nuestra experiencia las opiniones de los estudiantes.

Un aspecto que no debemos pasar por alto como mediadores es promover la comunicación y generar espacios para el debate y el encuentro grupal. Además de hacer uso del chat, los foros, los wikis y el correo electrónico, entre otros; a la vez que fungimos como orientadores del proceso formativo, propiciamos el respeto de las opiniones y estimulamos la creatividad para la construcción del conocimiento.

Finalmente, el diálogo mediado en los ambientes virtuales es una herramienta que permite la construcción del conocimiento desde diferentes visiones, siendo un espacio para la creación y la búsqueda de soluciones compartidas; que se enriquecen desde la experiencia de cada uno de los participantes en la búsqueda de una práctica educativa que promueva el desarrollo de un ser humano integral que, colectivamente, apueste a una sociedad con valores y conocimiento para afrontar los retos de este siglo.

BIBLIOGRAFÍA

García-Aretio, L. (2012). El diálogo didáctico mediado en educación a distancia. Contextos Universitarios Mediados, 12(34), 4. Recuperado de https://www.researchgate.net/publication/259979435_El_dialogo_didactico_mediado_en_educacion_a_distancia

_______. (2014). Bases, mediaciones y futuro de la educación a distancia en la sociedad digital. Madrid: Síntesis.

 Autor: Dra. Xiomara Josefina Bastardo Contreras

Afiliación: MCA Business & Postgraduate School, EE. UU.

Edición: Enero de 2019

Copyright © 2019 MCA Business and Postgraduate School - Todos los derechos reservados